Basílica de San Ambrosio

La Basílica de San Ambrosio, en italiano Sant’Ambrogio, es la iglesia del santo patrón de la ciudad de Milán.  Reconstruida en el siglo XI con estilo románico lombardo y se convirtió en el modelo para todas las iglesias que se construyeron posteriormente en el mismo estilo.

La basílica erigida en honor al santo italiano, fue consagrada en el año 387 y hasta el día de hoy es considerada una joya arquitectónica de esta ciudad de Italia.



La Iglesia

Esta iglesia ha sido considerada como uno de los ejemplos más importantes de la arquitectura románica de Lombardía. Ello se puede apreciar en las dos torres de campana, la fachada larga y baja, el pórtico y los ladrillos rojos que tiene.
La Basílica de San Ambrosio posee dos torres, la del lado derecho llamado “dei monaci“, data del siglo VIII. La torre izquierda, denominada “dei canonici“, data de 1144 y resalta por ser la más alta.
El pórtico se encuentra delimitado por cuatro muros. En el interior posee arcos sostenidos por pilares rodeados de semicolumnas.
En la parte interna se puede encontrar el Sarcófago di Stilicone, y el altar de oro de Volvino.
Uno de los trabajos más importantes es el mosaico: en un fondo de oro podemos ver la figura de Cristo Pantocrator, rodeada por los mártires Gervasio y Protasio y los arcángeles Gabriel y Miguel.

Horarios y precios para entrar en la Basílica de San Ambrosio

La Basílica de San Ambrosio está  abierta a las visitas en los días semanales, de las 7.30 a las 12.30, y de las 14.30 a las 19 ; en los días de fiesta, de las 7.30 a las 13, y de las 15 a las 20. La entrada es libre.

Web

www.basilicasantambrogio.it

Ubicación

Piazza Sant’Ambrogio, 15.

Horario

De lunes a sábado: de 10:00 a 12:00 y de 14:30 a 18:00 horas.
Domingo: de 15:00 a 17:00 horas.

Transporte

Metro: S. Ambrogio, línea M2.
Autobús: líneas 50, 58, 94.