Taxis en Milan

Los taxis en Milán se encuentran fácilmente en cualquier parada de taxi, estacionados en fila a la espera de usuarios que requieran del servicio, aunque también existe la posibilidad de detener un taxi en la calle.

En Milán, así como en muchas otras ciudades italianas, los taxis se encuentran debidamente identificados por ser de color blanco o amarillo, llevar un letrero que diga taxi, además de su placa y el escudo de la ciudad.
Los taxis suelen ser de color blanco o amarrillo y se cogen en la calle o en las paradas que hay cerca de las estaciones de tren y de metro. Hay dos tipos de servicio, individual y colectivo (taxi compartido), con tarifas específicas para cada uno.

Taxi individual

  • Bajada de bandera diurno días laborables: 3,30€.
  • Bajada de bandera días festivos: 5,40€.
  • Bajada de bandera nocturno: 6,50€.
  • Por kilómetro: 1€.
  • Por hora de espera: 28,32€.

Taxi compartido

(desde 3 personas que abordan en el mismo lugar y viajan en la misma dirección). Cada pasajero paga el importe indicado en el taxímetro.
  • Bajada de bandera diurno días laborables: 1,32€.
  • Bajada de bandera días festivos: 2,10€.
  • Bajada de bandera nocturno: 2,60€.
  • Por kilómetro: 0,44€.
  • Por hora de espera: 11,33€.

Suplementos

Cuando el taxímetro supera los 13,52€ el precio por kilómetro asciende a 1,50€ y el precio por hora de espera a 39,27€.
Si la velocidad del coche supera los 50Km/h durante más de 60 segundos, el precio por kilómetro asciende a 1,70€, por lo que cuidado con los trayectos a los aeropuertos de Linate o Bérgamo (en Malpensa hay una tarifa fija).
Un suplemento no escrito es que, si pedís un taxi por teléfono, el taxímetro comenzará a funcionar desde que reciba la llamada, por lo que el importe inicial puede llegar abultado.