Que ver en Milán en un día

0
446

Esta ruta de un día en Milán aprovecha muy bien el tiempo y nos permite ver mucho de lo más interesante de la ciudad. Por supuesto que todo comienza en la Piazza del Duomo!.

Los mejores Tours en Milán

A. Piazza del Duomo

No hay otro lugar para empezar nuestra ruta de un día en Milán Desde aquí parten la mayoría de los Free Walking Tours que se hacen en la ciudad. Por supuesto que lo primero que impacta al llegar a la plaza es su hermosa Catedral, que es posible visitar con un costo de 2€.
Es uno de los sitios de más importancia en Milán por su cultura y arte, estando rodeada de varios edificios con años de construcción y muy importantes. En el centro de la plaza, verás el monumento de Vittorio Emanuele II, quien fue el primer rey de Italia, y en su honor fue creada la galería de cristal con cuatro plantas dentro del centro comercial.
Esta excepcional galería es conocida en todo el mundo como uno de los centros comerciales con más antigüedad donde se adquieren diferentes artículos con marcas italianas de lujo y es nuestro próximo lugar a visitar en esta ruta de un día en Milán.
Pero antes de continuar, vamos a recomendar algunos lugares para comer a pocos metros de aquí. Al ser una zona tan turística, podemos decir que es uno de lar partes de la ciudad donde hay la mayor cantidad de restaurantes malos por metro cuadrado.
Afortunadamente también estan los buenos, como por ejemplo Gino Sorbillo. Este lugar tiene una reputación impresionante en la escena de la pizza milanesa. Fundada por el aclamado pizzaiolo Gino Sorbillo, quien se especializa en pizza napolitana.
Otro lugar digno de ser visitado es Risoelatte en donde se sigue el modelo de una trattoria tradicional de la década de 1960, todos los artículos en este espacio, desde las sillas,  hasta el papel tapiz floral, los saleros y pimenteros estilo cafetería, e incluso la ropa interior que cuelga de una línea de ropa, han sido cuidadosamente seleccionados para recrear una cocina hogareña.

B. Galleria Vittorio Emanuele II

La Galleria Vittorio Emanuele II fue construida en 1877, seis años después de la Unificación Italiana, por Víctor Manuel II de Italia. Su cúpula es una de las primeras construcciones de vidrio y hierro de Europa y su peligrosa realización sesgó la vida de su arquitecto. Los milaneses la apodan “el salón de Milán”.
La galería comunica La Scala con el Duomo y era el lugar de paseo y encuentro favorito de los milaneses. La entrada a esta galería es gratuita y sin límites de horarios.
Cuando llegas aquí dices «he llegado a Milan» sin duda la capital de la moda. Están las principales marcas de la moda actual y es un sitio que sin duda tienes que visitar al ir a Milán. Tiene una excelente ubicación y es un sitio muy concurrido.
>

C. Teatro alla Scala

El Teatro de La Scala de Milán es uno de los más importantes teatros de Opera del mundo. Se encuentra ubicado en la plaza del ayuntamiento al lado de la Galería Vittorio Emanuele II y de la Plaza del Duomo de Milán.
Actualmente el edificio de La Scala de Milán posee en su interior un museo con una extraordinaria colección de pinturas, bocetos, estatuas y otros documentos relacionados con la ópera. Se puede visitar todos los días de 9:00 a 17:30 horas. Hay algunos tours muy interesantes, que podemos recomendar:  GETYOURGUIDE tiene una visita guiada y CIVITATIS otra visita interesante para recorrer el teatro.

D. Castello Sforzeco

Ahora toca caminar un poco…Seguimos hasta la calle giuseppe verdi, hacia el norte. A unos 20 minutos vamos a encontrarlos con el hermoso Castillo Sforzesco. De notable interés arquitectónico, es sobre todo relevante por su historia y por dar cobijo a algunas de las pinacotecas más interesantes del país.
Visita imprescindible en Milán. Merece la pena pasear por sus alrededores y entrar al patio de armas para descubrir los secretos del escudo de armas y su leyenda, presente en todos sitios del castillo, o la huella española que quedó en el lugar (gratuito). Con más tiempo, se pueden ver las exposiciones del interior.
Se puede acceder desde la entrada principal, reconocible por la fuente que hay en el exterior; por un lateral, entrando por un puente levadizo, y; por la parte posterior que se encuentra en una amplia zona verde de parque.

E. Santa Maria delle Grazie y la Última Cena

La Iglesia de Santa María delle Grazie fue construida en 1463 por mandato del Duque Francisco Sforza como parte de un convento dominicano.
Santa María delle Grazie no destacaría sobre el resto de las iglesias de la ciudad si no albergara la conocidísima pintura de La Última Cena que cada día acuden a ver cientos de turistas.
Lamentablemente ver esta obra de arte no es nada fácil, porque es tal la demanda de visitas, tan poco el espacio para contemplar el fresco y tan malo su estado de conservación, que se restringe el número de visitas diarias; es necesario reservar por internet con antelación.
Nosotros recomendamos la Visita guiada a “La última cena” de Da Vinci de GETYOURGUIDE por 44 €

F. Piazza de Sant’Ambrogio

Tras superar la impresionante el portal de San Ambrosio hemos llegado a la Plaza de mismo nombre en pleno centro histórico donde te deslumbra un Milán medieval, antiguo, cargado de historia y arte, con la bella estampa de la basílica más antigua de la ciudad.
La plaza es muy amplia, y destaca el color anaranjado de las fachadas de la basílica y de la puerta en llamativo ladrillo. Esta iglesia ha sido considerada como uno de los ejemplos más importantes de la arquitectura románica de Lombardía. Ello se puede apreciar en las dos torres de campana, la fachada larga y baja, el pórtico y los ladrillos rojos que tiene.
La Basílica de San Ambrosio está  abierta a las visitas en los días semanales, de las 7.30 a las 12.30, y de las 14.30 a las 19 ; en los días de fiesta, de las 7.30 a las 13, y de las 15 a las 20. La entrada es libre.

Comments

comments

Dejar respuesta