Que ver en Milán en dos días

0
377

Que ver en Milán en dos días

Esta ruta de dos días en Milán no lleva a recorrer las joyas de la ciudad.  El primer día lo empezamos en el Duomo y ahí también terminaremos el itinerario, en el corazón de la ciudad.  Dos días de cultura, museos, palacios,  iglesias y muy buena comida.

Los mejores Tours para recorrer Milán

Que ver en Milán en dos días

DIA 1: Iglesias, museos y buena comida

A. Piazza del Duomo

No hay otro lugar para empezar nuestra ruta de dos días en Milán. Desde aquí parten la mayoría de los Free Walking Tours que se hacen en la ciudad. Por supuesto que lo primero que impacta al llegar a la plaza es su hermosa Catedral, que es posible visitar con un costo de 2€. Es uno de los sitios de más importancia en Milán por su cultura y arte, estando rodeada de varios edificios con años de construcción y muy importantes. En el centro de la plaza, verás el monumento de Vittorio Emanuele II, quien fue el primer rey de Italia, y en su honor fue creada la galería de cristal con cuatro plantas dentro del centro comercial.
Esta excepcional galería es conocida en todo el mundo como uno de los centros comerciales con más antigüedad donde se adquieren diferentes artículos con marcas italianas de lujo.Pero antes de continuar, vamos a recomendar algunos lugares para comer a pocos metros de aquí. Al ser una zona tan turística, podemos decir que es uno de lar partes de la ciudad donde hay la mayor cantidad de restaurantes malos por metro cuadrado.
Afortunadamente también estan los buenos, como por ejemplo Gino Sorbillo. Este lugar tiene una reputación impresionante en la escena de la pizza milanesa. Fundada por el aclamado pizzaiolo Gino Sorbillo, quien se especializa en pizza napolitana.
Otro lugar digno de ser visitado es Risoelatte en donde se sigue el modelo de una trattoria tradicional de la década de 1960, todos los artículos en este espacio, desde las sillas, hasta el papel tapiz floral, los saleros y pimenteros estilo cafetería, e incluso la ropa interior que cuelga de una línea de ropa, han sido cuidadosamente seleccionados para recrear una cocina hogareña.

B. Museo del Novecento

Este museo esta dedicado al arte italiano del siglo XX y funciona en el hermoso Palazzo dell’Arengario, en el lado izquierdo de Piazza del Duomo. Contiene una muestra interesante de obras de arte contemporáneo. A diferencia de otros museos donde las obras se encuentran distribuidas en uno o dos niveles, aquí lo están en cinco niveles. Repaso a los artistas del siglo XX que vivieron en Milán Curiosa la parte final dedicada a un artista de la luz. Es de acceso gratuito.
  • https://www.museodelnovecento.org/it/
  • abierto todos los dias

C. Santa Maria presso San Satiro

Una iglesia pequeña pero muy curiosa con un trampantojo espectacular. Merece la pena visitarlo y sorprenderse con el efecto óptico. Una obra de Bramante para disfrutar. En un abside de unos de 90 cm de anchura, la decoración hace que se se cree una ilusión óptica de unos 12 metros de profundidad.

D. Biblioteca Pinacoteca Accademia Ambrosiana

Otra joya de Milán no tan visitada por los viajeros. Ubicada en un bello palazzo, esta colección de nivel internacional, tiene obras maestras de Caravaggio, Leonardo, Botticelli, entre otros genios.  Es un lugar muy tranquilo y silencioso.  La biblioteca, que debe su nombre a Ambrosio, el santo patrón de Milán, fue fundada en 1607 por el cardenal Federico Borromeo, cuyos agentes recorrieron Europa occidental e incluso Grecia y Siria en busca de libros y manuscritos. El costo es de 15 euros, pero realmente vale la pena.
Sigue la ruta calle abajo por Via Spadari y Via Armorari, hasta Via Santa Maria Segreta y Corso Magenta.

E. Iglesia de San Maurizio al Monastero Maggiore

No hay que perderse la visita a esta maravillosa Iglesia. Es gratis y es increíble por dentro la cantidad de frescos que tiene. Además de que los voluntarios son personas magníficas que te explican parte de historia. Posiblemente la iglesia con el interior mas hermoso de todo Milan. Está ubicada al lado de museo de arqueología
Al salir, caminamos por Corso Magenta, hasta la próxima iglesia…

F. Santa Maria delle Grazie y la Última Cena

La Iglesia de Santa María delle Grazie fue construida en 1463 por mandato del Duque Francisco Sforza como parte de un convento dominicano. Santa María delle Grazie no destacaría sobre el resto de las iglesias de la ciudad si no albergara la pintura de La Última Cena que cada día acuden a ver cientos de turistas.
Lamentablemente ver esta obra de arte no es nada fácil, porque es tal la demanda de visitas, tan poco el espacio para contemplar el fresco y tan malo su estado de conservación, que se restringe el número de visitas diarias; es necesario reservar por internet con antelación. Nosotros recomendamos la Visita guiada a “La última cena” de Da Vinci de GETYOURGUIDE por 44 €

G. Parque delle Basiliche

Llegamos al final del recorrido para el primer día, pero todavía queda mucho para ver.  Desandamos el camino por Via Molino delle Armi hasta llegar hasta parque que une dos pilares fundamentales de la espiritualidad de Milán: San Lorenzo de comienzos de la era cristiana, y la románica Sant’Eustorgio.  Pero en el trayecto, y si todavía te quedan ganas de visitar iglesias, tenemos una muy especial; la Basílica de San Ambrosio, del año 380, del período paleo cristiano. Es sencilla pero vale la pena.Pura Historia.
Y como harán falta energías, dos recomendaciones para comer bien y sin que nos estafen como turistas;  la primera es Oliva Milano, en , ideal para un kebabs o un pannini. Para algo bien italiano…pasta, pizza o mariscos…uno de nuestros favoritos en la ciudad es Viaggi nel Gusto, en Via Edmondo de Amicis 24.
Este parque es un lugar de reunión popular, con las columnas  de San Lorenzo. Es lugar siempre muy concurrido, con bares, restaurantes y música. Cuando el clima lo permite, los milaneses suelen hacer sus picnics en esta zona.

 


DIA 2: Castillos, parques, moda y más comida

A. Castello Sforzesco

Empezamos el segundo día en el palacio de los Sforza y sus interesantes museos. La entrada es gratuita y el acceso al museo tiene un precio accesible. Un castillo imponente, precioso por fuera y por dentro. Merece mucho la pena visitarlo, en su interior alberga varios museos con una colección impresionante de patrimonio histórico arqueológico, histórico y pictórico. Actualmente se puede visitar una exposición de Leonardo Da Vinci muy sorprendente. Un imprescindible en Milán.
Y de camino a nuestra próxima parada en esta ruta de dos días en Milan, algunas recomendaciones gastronómicas. Caffé Napoli, a metros del castillo, para probar el mejor capuchino de la ciudad. Para los viajeros con presupuesto más holgado…justo al lado de la Pinacoteca di Brera, enVia Fiori Chiari 8, hay un restaurante de muy buen nivel, llamado Osteria di Brera. Ya la última, al lado de la Basilica of San Simpliciano, el plaza, una de las mejores opciones para comer bien y barato en Milan es La Prosciutteria Milano. Tablas de madera repletas de  quesos de diferentes tipos, embutidos, verduras, todo a elegir. Mucha clientela local, lo que siempre es garantía de que el lugar vale la pena.

B. Triennale Milano

Sì eres amante del buen arte contemporáneo, esta es una buena visita.  El Palazzo dell’Arte alberga diferentes exposiciones como la exposición temporal de Osvaldo Borsani. Tiene cafeterías y un parque al aire libre.

C. Pinacoteca di Brera

La pinacoteca Ambrosiana y la pinacoteca de Brera son las más importantes de Milán y de las más importantes de Italia. Sus obras son de grandes artistas como Rafael, Caravaggio, Tiziano, Hayez. Un lugar interesante donde disfrutar de sus 32 salas. Una peculiaridad que tiene es que sus obras son mayoritariamente de temática religiosa. Además dentro del palacio hay biblioteca, observatorio astronómico con exposición, el orto botánico. Es decir un sitio de gran interés y variedad de ofertas. Aún así la pinacoteca Ambrosiana es más completa, pero no ofrece el entorno del palacio de Brera.

D. Museo Poldi Pezzoli

Muy interesante y completo. Una excelente pinacoteca. La sala de los relojes es sencillamente impresionante. Nada más entrar tienes una escultura en porcelana del Laoconte, una versión miniatura de la original en los museos Vaticanos. No obstante no está a la altura de la pinacoteca de Brera o la pinacoteca Ambrosiana, no muy lejos de allí, pero claro estas son palabras mayores, son de las mejores pinacotecas de Italia. La diferencia es que es un museo más diverso, pero no comparable en cuadros a las mencionadas.
  • Via Alessandro Manzoni, 12, 20121 Milano MI, Italia
  • museopoldipezzoli.it
  • precio normal: €14

E. Teatro alla Scala

El Teatro de La Scala de Milán es uno de los más importantes teatros de Opera del mundo. Se encuentra ubicado en la plaza del ayuntamiento al lado de la Galería Vittorio Emanuele II y de la Plaza del Duomo de Milán.
Actualmente el edificio de La Scala de Milán posee en su interior un museo con una extraordinaria colección de pinturas, bocetos, estatuas y otros documentos relacionados con la ópera. Se puede visitar todos los días de 9:00 a 17:30 horas. Hay algunos tours muy interesantes, que podemos recomendar:  GETYOURGUIDE tiene una visita guiada y CIVITATIS otra visita interesante para recorrer el teatro.

F. Galleria Vittorio Emanuele

La Galleria Vittorio Emanuele II fue construida en 1877, seis años después de la Unificación Italiana, por Víctor Manuel II de Italia. Su cúpula es una de las primeras construcciones de vidrio y hierro de Europa y su peligrosa realización sesgó la vida de su arquitecto. Los milaneses la apodan “el salón de Milán”.
La galería comunica La Scala con el Duomo y era el lugar de paseo y encuentro favorito de los milaneses. La entrada a esta galería es gratuita y sin límites de horarios.
Cuando llegas aquí dices «he llegado a Milan» sin duda la capital de la moda. Están las principales marcas de la moda actual y es un sitio que sin duda tienes que visitar al ir a Milán. Tiene una excelente ubicación y es un sitio muy concurrido.

Extra: La ruta de la moda de Milan

Si algo distingue a esta ciuda de otras del país es un poderosa industria de la moda.  Y realmente se nota con solo caminar por sus calles y ver como los milaneses van vestidos a sus trabajos.
El llamado Cuadrilátero de oro de la moda, joyerías, boutiques de diseño y decoración y talleres de las más importantes marcas. Llamado así porque se presenta delimitado por cuatro calles – Vía Monte Napoleone, Vía Alessandro Manzoni, Vía della Spiga y Corso Venecia – el “Cuadrilátero de la moda” se considera el barrio por excelencia donde encontrar las extraordinarias creaciones de los mejores diseñadores italianos y extranjeros. Se ubica a pocos metros de Piazza Duomo y de la Galería Vittorio Emanuele II.
La vuelta a este cuadrilátero es de aproximadamente 1,5 kilómetros, pero también vale la pena recorrer las calles transversales. Así que calzado cómodo y a disfrutar de este pequeño, pero completo, rincón de la ciudad.

Comments

comments

Dejar respuesta